30 de octubre de 2014

Las drogas

La droga, según la Real Academia Española, se define como una sustancia o preparado medicamentoso de efecto estimulante, deprimente, narcótico o alucinógeno.

En este capítulo no hablamos de la droga que venden en las farmacias, sino de aquella a la que todos nos referimos cuando escuchamos la palabra ‘droga’. Esta puede producir una discusión interminable. Hay muchas personas que están a favor de su legalización. Está comprobado que es perjudicial para la salud, sea cual sea la droga que estemos tratando. Aún así, se sigue consumiendo.

Antes de seguir hablando de drogas voy a dejar claro que fumo hachís habitualmente. Antes también fumaba marihuana, pero decidí dejarlo. Si clasificamos las drogas en blandas y duras; pienso que no existe ninguna razón para poder prohibir las blandas. No obstante, nunca he probado una droga dura (salvo el alcohol si se considera dura) y nunca lo haré. Estoy totalmente en contra de las drogas duras. La cocaína, la heroína, las anfetaminas… son drogas que incluso me dan grima.

Me dijo un amigo mío que su abuela veía a las personas que fumaban porros como si estuviesen inhalando pegamento. En mi viaje a Marruecos observé a los niños pobres que viven en la calle inhalando pegamento al lado de la playa. En ese momento tuve un sentimiento entre pena y asco. A mi me pasa lo mismo que a la abuela de mi amigo pero con las drogas duras. Ya me ha ocurrido que estoy hablando tranquilamente con una persona, pero en cuanto esa persona se mete una raya de coca, me repugna incluso hablar con ella. No puedo ni mirarla a los ojos.

Como he comentado antes, fumo hachís. Por supuesto, estoy a favor de la legalización del cannabis. No soy médico, pero seguro que la marihuana no es tan mala como se pinta a veces. En Holanda, país en el que estuve el año pasado, se tolera el consumo y la venta de los productos derivados del cannabis. A pesar de esta despenalización, Holanda es un país desarrollado, un ejemplo a seguir.

Este año es la segunda vez que planto marihuana en el jardín. Hace dos años planté una planta y este año he aumentado la cosecha a tres. Si todos aquellos que fumamos tuviésemos nuestra propia cosecha, para consumo propio, no tendríamos que comprar a los traficantes. Además, las mafias de la droga no tendrían ningún negocio que hacer con el cannabis.

¿El tabaco es una droga? Todos sabemos que lo es. Se ha estimado que morirán 6 millones de personas en el mundo a causa del tabaco en el 2010*. Yo no fumo tabaco, no me gusta. Pero como droga blanda, no debería prohibirse. Las personas que fuman tabaco ya saben que puede matar (ahora hasta lo avisan en los paquetes), aún así la mayoría lo necesita. La nicotina es una de las sustancias que más adicción produce, por no decir la sustancia que más. Seas quien seas seguro que conoces a alguien que ha intentado dejar de fumar pero sigue fumando. ¿Me equivoco?

¿Qué ocurre con el alcohol? Puede considerarse una droga dura. Pero prohibirlo, al menos en España, sería un caos. Si se bebe con moderación no supone ningún problema. Muchos individuos acompañan la comida con un poco de vino. Ahora viene cuando hablo en contra del alcohol, a pesar de beber prácticamente todos los fines de semana hasta emborracharme. Cuando estás borracho te vuelves más feo y te vuelves más tonto.

El otro día probé a ir a fiestas de Puerto Viejo sin beber. Para situarte en el contexto, fiestas de Puerto Viejo son típicas fiestas de un pueblo en el que todo el mundo está borracho. Esperaba escuchar tonterías, porque es lo que suelen decir las personas bajo los efectos del alcohol, pero aún así me asombre de las tonterías que soltaban. Quizás cuando estás borracho, no te das cuenta y crees que hablas de forma coherente porque lo único que quieres es pasártelo bien. Hasta ahí llegamos. Sin embargo, muchas personas bajo el efecto del alcohol se vuelven violentas, no miden su fuerza y pueden llegar a provocar un accidente. Estar bajo los efectos del alcohol no lo considero, bajo ningún concepto, una excusa por un acto violento cometido. Por mucho que yo beba, en mi cabeza no se me ocurriría romper escaparates, pegar o robar a otras personas, por poner varios ejemplos.

Por no hablar de que cada vez se empieza a beber antes. Niños y niñas de 14 años haciendo botellón en el parque. Mi utopía de la sociedad perfecta se rompe cuando veo eso. Niñas borrachas que no pueden ni dar dos pasos en línea recta. Niños tirados en la calle vomitando, sólo con verles se puede notar como su cabeza está dando vueltas por dentro a mil por hora.

Lo que no puedo llegar a entender es como el alcohol está permitido y en cambio el cannabis está prohibido. Cuando el alcohol hasta puede considerarse una droga dura.


Seguiremos fumando porros aunque siga prohibido. Pero no quiero esconderme más, no quiero multas, tampoco quiero un hachís adulterado. Hay veces en las que tengo miedo de la policía, cuando se supone que debería de ser lo contrario. La policía está para protegerme, o al menos para eso tendría que estar. Me estoy fumando un canuto tranquilamente en un parque, sin hacer daño a nadie, y tengo que vigilar por si viene la policía. No me parece lógico. ¿Qué creen que va a pasar después de fumármelo? ¿Creen que voy a robar un banco o a secuestrar bebes?

Ahora otra cosa sobre los porros. Seguro que cuando vea por primera vez a mi hermano pequeño fumando, me va a dar mucha rabia. Tanto que pienso que los porros no son tan malos pero a la hora de la verdad… De todas formas mi hermano es aún pequeño para fumar, aunque amigos míos han empezado incluso más jóvenes. Eso sí que me parece mal. ¿¡Niños fumando porros!? Estoy seguro de que en Holanda no se dan tantos casos.

Por último la traca final. Hay que tener cuidado con la droga. La droga no es ninguna broma. Cierto que cada individuo puede, o mejor dicho, debe hacer lo que quiera con su vida. Si alguien quiere meterse una raya de coca, nadie puede cambiar eso, pero no me gustaría que esas drogas duras se envolviesen alrededor de mis amigos, familiares o conocidos. Por no hablar de los niños. A mi me envuelve la droga del cannabis, sin embargo no sería el fin del mundo si desapareciese, ya que hay cosas más importantes.

* Escribí este texto en 2010